domingo, abril 18, 2021
spot_imgspot_img
spot_img

“Ana González está haciendo más méritos para ser ministra de Sánchez que para ser Alcaldesa de Gijón”, Pérez Carcedo (Ciudadanos)

spot_img


Opacidad: “Soy miembro del Consejo de Administración de Gijón al Norte y la información del Plan de Vías me llega a través de los medios de comunicación


Hablamos con el concejal Rubén Perez Carcedo: “Con los fondos europeos, el PSOE repite errores del pasado, véase los fondos mineros”


Por Víctor Guillot. Rubén Perez Carcedo es el concejal de Ciudadanos miembro del consejo de administración de Gijón Al Norte. Desde su posición, ha observado con detenimiento todos los pasos y errores cometidos en el órgano que gestiona el Plan de Vías. Del barrio de Laviada, Pérez Carcedo habla con determinación y no duda en manifestar su desconfianza a todo lo que está sucediendo en este asunto desde que Ana González anunció el fin del Convenio de 2019, que trataba de cerrar por segunda vez la brecha que separa la zona oeste con el resto de la ciudad. 

-Todo este desbarajuste en las infraestructuras de Gijón, pienso en el Plan de Vías, anillo navegable del Piles o la ITV, ¿tiene que ver con una falta de voluntad por alcanzar acuerdos con el resto de formaciones políticas?

-Hay dos problemas. El primero es la falta de voluntad para alcanzar acuerdos. El Partido Socialista no acaba de entender que está en una situación de minoría en el Ayuntamiento y que cualquier asunto relevante exige necesariamente dialogar y llegar a acuerdos con el resto de partidos políticos de la oposición. Lo hemos visto perfectamente con el Plan de Vías y en cómo la Alcaldesa se arrogó el proyecto, considerando que es la única persona que tiene capacidad para cambiarlo. Lo hace con opacidad o con falta de transparencia y escapando del diálogo. Cuando llegue el momento de votarlo en el pleno, se lamentará si los grupos de la oposición no accedemos a cambiar nada ni a modificar nada, instalándonos en una oposición de bloqueo. Pero la responsabilidad recae en un gobierno que rehuye el diálogo. Por otra parte, tan grave como esto es su escasa capacidad para influir en el gobierno nacional cuando, paradójicamente, son del mismo signo político.  Sin embargo, lejos de facilitar un diálogo entre administraciones, se produce todo lo contrario. Cualquier proyecto relevante de la ciudad que depende de una decisión de Pedro Sánchez está paralizado. Ya no sólo el Plan de Vías. Podemos hablar también del vial de Jove, de la puesta en funcionamiento de la regasificadora o de la Plantona.  Incluso podemos citar temas menores como la adquisición de la finca de La Formigosa  para la ampliación del Parque Científico Tecnológico ¿Qué hace este gobierno para desbloquear estos  grandes proyectos de ciudad? No lo sabemos.

Pérez Carcedo junto a su compañero de Ciudadanos José Carlos Fernández Sarasola en el pleno (foto anterior a la pandemia)

-Se lo pregunto a todos. ¿Cómo le llega a Ciudadanos la información de todos los proyectos que se pretenden abordar en este mandato?

-Nos enteramos por los medios de información convencionales. Este gobierno tiene la manía de filtrar la información a los medios de comunicación. Se enteran ellos antes que los partidos políticos de la oposición. Yo soy miembro del Consejo de Administración de Gijón al Norte y no tengo ninguna información sobre el Plan de Vías más allá de lo que voy sabiendo a través de los diferentes medios de comunicación. Una cuestión muy significativa de cómo se está abordando este tema es que teníamos solicitada la comparecencia de los directores generales de urbanismo y de obras públicas para que explicaran los proyectos que les habían enviado desde Madrid en relación al plan de Vías. Esa comparecencia la solicitamos el 10 de marzo. Se va a sustanciar el 29 de marzo en una comisión extraordinaria de urbanismo y, sin embargo, el pasado viernes, 19 de marzo, celebraron  una rueda de prensa para ofrecer esa misma información que nosotros les habíamos pedido en comisión. Esta manera de proceder no tiene ningún sentido porque atenta contra el funcionamiento democrático elemental de una institución como el Ayuntamiento.  

-El giro argumental que ha dado el relato del Plan de Vías con esa ruptura del convenio, bien porque se invoque el Banco Europeo de Inversiones, bien porque el ministerio de Transportes no está dispuesto a financiarlo en sus actuales Presupuestos Generales del Estado, ¿está expresando que Ana González, y solo ella, es un alfil del Ministerio de Transportes o,  por el contrario, tiene que ver con el hecho de que el PSOE nunca creyó en el acuerdo que ellos mismos aprobaron y defendieron en el 2019?

-Yo pienso que el PSOE nunca creyó en este acuerdo. De hecho, el ministro Ábalos se comportó como un trilero e indicios de ello ya ofreció cuando condicionó la ubicación definitiva a un estudio informativo que contemplaba dos posibles ubicaciones: la prevista en el convenio y la de Moreda. Ahora bien, si realmente creían en el convenio, lo lógico es que hubieran actuado con determinación apostando por la ubicación del entorno del Museo del Ferrocarril.  Por otra parte, nosotros observamos un seguidismo muy acentuado por parte de la Alcaldesa con el Ministerio, cuando debería estar defendiendo los intereses de todos los gijoneses. Ana González está defendiendo los intereses del PSOE en todo este asunto. Por lo tanto, creemos que  nos han engañado y, según parece, también la han engañado a ella. cuando afirmó que el BEI no estaba dispuesto a financiar el Plan de Vías. La realidad nos demuestra que el Ayuntamiento no había mandado toda la información requerida por el BEI para poder hacer un estudio de viabilidad. Ella parece que esa noticia la asume, incluso, con satisfacción. Al menos, no se le ha visto una actitud beligerante frente al Ministerio de Transportes que es lo que debería de hacer. Si quiere  romper el consenso alcanzado con su grupo municipal que, por cierto, también se había sumado, se necesita, al menos, otro consenso alternativo y Ana González no está haciendo el más mínimo gesto para tejer un nuevo acuerdo que sería necesario para cualquier cambio que se quiera introducir en el Plan de Vías. 

-Ustedes no se cierran a otras alternativas

-Nosotros entendemos que los convenios no son inmodificables. Cualquier convenio, por circunstancias sobrevenidas, admite cambios, pero siempre sobre la base del diálogo y del acuerdo. Desde luego, alcanzar un nuevo consenso sería muy difícil pero una amplia mayoría sí estaría dispuesta a asumir esos cambios. Hay que tener en cuenta que Ana González ni siquiera ha respetado los tiempos que marcaba el propio convenio, en el sentido de que no ha esperado a que estuviera elaborado el estudio informativo que comparaba las dos ubicaciones. Yo creo que esa fue la primera trampa que introdujo Ábalos en ese convenio y no han esperado, ni tan siquiera, a la publicación de los conclusiones definitivas  sobre la más razonable, probablemente porque lo que les diga, independientemente de la ubicación, no les guste. 

-A la luz de los comentarios de CCOO o la Federación de Asociaciones de Vecinos, no parece que la propuesta de Adif sea razonable.

-La última solución planteada por Adif no cumple con los dos objetivos que perseguía: por una parte la intermodalidad. Esa propuesta se olvida de la estación de autobuses y es el propio ayuntamiento quien le advierte a Adif que ha omitido la estación. Por otra parte, resulta cuanto menos curioso que el Principado, responsable de la estación, y por tanto, quien debería alzar la voz sobre este asunto, hace un seguidismo insólito de lo que hace o dice Ana González.  

-¿Qué le parece el proyecto?

-No parece que una losa de diez metros de altura junto a los juzgados y la comisaría sea una buena solución para suprimir la barrera ferroviaria. Más bien parece la sustitución de una barrera ferroviaria por otra, en esta ocasión una losa. Nosotros, lo poco que conocemos de esa solución es la infografía publicada en los medios de comunicación que, a priori, no cumple con los objetivos. Sería un enorme fracaso que después de casi 20 años esperando por una solución que integrara el ferrocarril en la ciudad se saque un proyecto que no cumple con los objetivos principales. Pero es, sobre todo, un fracaso de Ana González que, sin embargo, parece que le gusta y está trabajando para mejorarla. A nosotros no nos acaba de convencer. 

El concejal, en una intervención reciente en el Ayuntamiento

-¿Todo esto es fruto de la improvisación de Adif?

-Yo no creo que haya una improvisación. Más bien que hay una hoja de ruta oculta porque ya en el mes de noviembre, la sociedad Gijón al Norte transfirió la titularidad de la estación provisional de Sanz Crespo a Adif. Es curioso que una estación que llevaba funcionando 10 años sin ningún problema de repente pase a ser de Adif. Recuerdo que los consejeros de Gijón al Norte recibimos una carta en la que se nos dijo que había que votar por escrito, sin ninguna reunión previa ni explicación de sus consecuencias, el traspaso de la titularidad de la Estación. Se suponía que cuando se ejecutara el plan, esa estación se derribaría y con los terrenos liberados,  pasaba a ser de titularidad de Adif. A mí eso me alarmó mucho pero fui el único consejero que se negó a participar de esa decisión. Me negué porque no se nos estaba informando de las consecuencias que podía tener a medio y largo plazo ni las razones por las que había que hacer ese cambio de titularidad. 10 meses después vemos qué consecuencias tiene cuando te enteras que Adif quiere mantener Sanz Crespo como estación definitiva y convertirla en la nueva solución. Por lo tanto, yo creo que sí hay una hoja de ruta oculta y que solo el PSOE la conocía entonces.

-¿Qué  propuesta o la alternativa a esta nueva solución presentará  Ciudadanos? Se lo pregunto porque tampoco se observa en los partidos de la oposición propuestas alternativas. Todos estamos de acuerdo en que esta ruptura del consenso no tiene un pase desde un punto de vista democrático, pero urge conocer una contrapropuesta adaptada a la actualidad.

-Nosotros defendemos los términos del actual convenio y también que hay que comparar las dos soluciones que contemplaba, tanto Moreda como el entorno del Museo del Ferrocarril. Pensamos que las circunstancias en las que se firmó aquel convenio en el año 2019 no son las mismas que hay ahora. Por lo tanto, habrá que introducir cambios, por supuesto. Pero esos cambios siempre tienen que ser abordados por informes técnicos y sobre todo deben beneficiar a la ciudad. ¿En qué sentido? Cualquier cambio que nos permita licitar y ejecutar las obras más rápido, lo antes posible. Si por trasladar la estación del Museo del Ferrocarril a Moreda ganamos unos años en su tramitación, bienvenido sea. Nuestro objetivo es avanzar en este proyecto y alcanzar un punto de no retorno que impida retroceder,  independiente del signo del gobierno de turno. Ahora bien, si los cambios son por un mero capricho político, si son para ahorrar la inversión prevista a cambio de una estación de segunda, si presenta una gran ambigüedad respecto de la intermodalidad, ahí nos van a tener siempre en frente. Lo deseable es que haya un diálogo transparente en todo lo que tiene que ver con el Plan de Vías. Tenemos la sensación de que no nos están contando la verdad,  de que nos están ocultando permanentemente datos y que sólo generan desconfianza. Así es muy difícil tejer cualquier tipo de acuerdo.

-¿Cree que la Alcaldesa terminará el mandato? Dicho de otra manera, ¿cree que Ana González, por su actitud, está destinada a ocupar otro cargo político?

-Desde luego, parece que Ana González está haciendo más méritos para ser ministra de Pedro Sánchez que para ser Alcaldesa de Gijón. De eso no tengo la más mínima duda. Tiene una condescendencia absoluta hacia el gobierno  de España cuando debería de actuar conforme a como se espera de un alcalde que es defendiendo los intereses de su ciudad por encima de cualquier otro interés partidista. El interés de Gijón debería ser su principal prioridad y hoy por hoy no lo es. 

“Los fondos europeos que lleguen no son de Ana González, son de todos los gijoneses”

-Muchos ciudadanos tienen la impresión de que los fondos Next Generation han sido redactados por técnicos, gerentes, jefes de servicio, sin articulación política alguna con los concejales de cada área ni tampoco con la consideración del resto de los partidos políticos. ¿Es una impresión equivocada?

-Es una impresión muy certera. Yo creo que todo lo que gestiona Ana González se caracteriza por la ausencia de diálogo y por la opacidad. Los fondos europeos son más de lo mismo. Nosotros hemos pedido en la última comisión de Hacienda algo tan básico como un listado con todas las manifestaciones de interés a cada una de las convocatorias. Una Manifestación de Interés es el paso previo a la presentación de proyectos, una especie de borrador de los proyectos. Pues también se nos negó esa información, justificada, según ellos, por la prórroga de algunas convocatorias y por la ausencia de la directora general de ese área. En el fondo, de lo que se trata es de apartarnos  Y debe quedar algo claro: los fondos que lleguen no son de Ana González, son de todos los gijoneses y deben de servir para transformar la ciudad y no, como muchos nos tememos, para fines partidistas e, incluso, electoralistas. 

-Para terminar, en la metodología de los fondos, el gobierno vasco de Iñigo Urkullu se reunió con diferentes empresas antes de emprender la redacción de ningún proyecto. Esto significa que aquellos que envíen las ciudades o el Pais Vasco ya llegan con un respaldo empresarial previo que fortalece cada iniciativa. En Asturias y en Gijón, sin embargo, parece que se ha optado por la vía inversa: primero se redactan los proyectos y después se busca a las empresas. ¿Qué valoración hace de esta metodología? 

-El PSOE repite errores que se cometieron en el pasado, véase los fondos mineros. Lo que pretende es una gestión exclusivamente pública de los fondos Next Generation que lleguen a Gijón y a Asturias cuando lo razonable sería iniciar un proceso de colaboración público-privada para definir qué sectores serán estratégicos tanto en Gijón como en la Comunidad. Y es imprescindible desde el principio contar con la iniciativa privada porque, además, es la única manera de garantizar la llegada de esos fondos y que cada euro invertido realmente tenga un potencial de crecimiento importante. 

-¿Qué valoración  hace Ciudadanos de los proyectos presentados?

Pensamos que es más de lo mismo. Son proyectos que deberían realizarse con cargo a fondos propios ordinarios y no con cargo a fondos extraordinarios cuyo potencial debería enfocarse hacia el tejido productivo para evitar que la ciudad continúe anclada en una melancolía y un pasado industrial que no va a volver. Creemos que hay posibilidades de crecimiento y que hay sectores muy competitivos relativos a la digitalización y nuevas fuentes de energía. Los planteamientos de la alcaldesa tienen que ver más con la rehabilitación de un barrio o la recuperación ambiental del rio Piles que se deben hacer pero con fondos ordinarios. 

Popular

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
- Publicidad -spot_img

Lo Último