sábado, abril 17, 2021
spot_imgspot_img
spot_img

El rincón favorito de Mery Trendy en Gijón en el que “los problemas desaparecen por completo y se disfrutan las mejores puestas de sol”

spot_img

María Álvarez, más conocida por todos como Mery Trendy, publicó su primer post en el blog que lleva el mismo nombre un domingo 23 de octubre de 2011 sobre los estilismos que esa misma semana se habían visto en El Campoamor con motivo de los Premios Príncipe de Asturias, a los que ella tuvo el honor de asistir. Desde entonces, esta comunicadora gijonesa, a la que hemos podido ver también en la Televisión del Principado de Asturias, comparte con sus seguidores conocimientos de moda, belleza y estilo de vida. Dedicada por completo a los medios, las redes sociales y a la coordinación y presentación de eventos, sabe que en Gijón hay un lugar en el que desconectar de todo. “En el ‘Cantu los díes fuxíos’ las preocupaciones del día y los pensamientos desaparecen por completo”.

El mirador del ‘Cantu los díes fuxíos’ en el Cervigón, el lugar para “despejar cuerpo y mente”

Este conjunto escultórico de mármol, compuesto por 9 piezas y obra de Adolfo Manzano, es el lugar favorito de Mery Trendy para “reflexionar y despejar cuerpo y mente”. Pero además, estos acantilados de la Punta del Cervigón son también el mejor lugar para disfrutar de “unas puestas de sol sobrecogedoras”, en las que por un instante el cielo azul se tiñe de rojo. Se lleva su música y su bebida y se concentra tan solo en la respiración mientras observa cómo la luz del final del día se esfuma. “Es como si se creara la magia”, asegura. 

En los días de rutina, trabajo, prisas y estrés María solo necesita acercarse hasta este lugar y sentarse en uno de los mármoles mirando el mar embravecido para admirar tranquilamente el ocaso y conectar con sí misma. A medida que el sol va cayendo y acercándose hacia el horizonte, “esas pinceladas naranjas, rojas y amarillas que inundan el ambiente siempre me arropan, creándome una sensación de paz y serenidad casi indescriptible”, explica. 

Pasión por la moda

Más allá del mar y la calma de este mirador con vistas al Cantábrico, María Álvarez es una apasionada de la moda. ‘El tocador de María’, el último espacio televisivo del que estuvo al frente, fue el claro ejemplo de que la moda y la televisión forman uno. “Mi vestuario para la presentación de cada programa marcó un antes y un después en mi perfil de Instagram”. Las telespectadoras querían vestir como ella y supo aprovecharlo al máximo. El programa le sirvió para captar la atención del público, obtener notoriedad y llegar a crear una gran oleada de followers.

Las bloggers somos mujeres reales, normales y anónimas, con las que es más fácil identificarse que, con personalidad y convicción, imponemos nuestro propio estilo”.  Y esto es precisamente lo que muestra en su blog, una especie de cajón desastre, reflejo de su propia identidad, en el que comparte su estilo de vida y su particular forma de ver el mundo y la moda. Para ella, “un refugio de belleza ante los horrores del mundo”. 

Cargada de retos y nuevos proyectos profesionales -acaba de fichar como responsable de marketing y comunicación por una prestigiosa firma de lujo- , María seguirá sacando tiempo para relajarse en su lugar favorito. “Todos necesitamos de vez en cuando perspectiva y en un entorno privilegiado como el ‘Cantu los díes fuxíos’ me atrevería a afirmar que cualquiera puede encontrarla”. Ella ya lo ha hecho. 

Por Mi Gijón

Popular

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
- Publicidad -spot_img

Lo Último