miércoles, abril 14, 2021
spot_imgspot_img
spot_img

Esguilando

spot_img

“Hai años tuviemos la nuesa convocatoria anticipada d’eleiciones cuando FAC —Paco Cascos nes sos siegles—, agraviáu por El duernu, nuna situación asemeyada a la que se vive güei na capital española”


Ye bien conocíu esi dichu que fala sobre la cantidá d’árboles qu’había na península ibérica en tiempos de los romanos: «un esguil podía dir de norte a sur, d’árbol en árbol, ensin posar en suelu». Estos últimes díes lleí una adaptación mui afayadiza d’esa frase, que-y vien bien a la situación política española: «un español puede viaxar de norte a sur de moción de censura en moción de censura». Y ye que’l panorama políticu d’esti gran país nun dexa d’ablucanos selmana tres selmana. Un día, bien ceo na mañana, almuerces lo de siempres, la covid, ensin saber que col segundu café vas empapizate con Murcia y el so xuegu de tronos; una hora más tarde, la khaleesi de la derecha española, IDA —nes sos siegles—, rabila al so mou pa convocar eleiciones que-y dean una mayoría absolutísima —nel so superlativu. 

En viendo qu’había qu’aparalo too, PSOE y Más Madrid lláncense a detenela con escudos que, ta por ver, quiciabes frayen énte la espada de la xusticia madrilana. Pa la xinta, otra moción de censura que nun facía otra cosa qu’astraganos pola fartura que llevábemos a eses hores.

“La xugada salió-y mal porque n’Asturies cansamos pronto de la novedá”

Dende esti requexu del mapa vemos cómo asoceden una tres otra aiciones que van desendolcar nuna partía d’axedrez a la que nun tamos convidaos, sacante que seyamos espectadores; y quiciabes tenemos que dar gracies por ello… L’ambición nun ye un don mui asturianu, o, polo menos, nun lo siento asina. Hai años tuviemos la nuesa convocatoria anticipada d’eleiciones cuando FAC —Paco Cascos nes sos siegles—, agraviáu por El duernu, nuna situación asemeyada a la que se vive güei na capital española, confió nel pueblu astur, que diba llevalu a recostines otra vuelta al tronu del Principáu. La xugada salió-y mal porque n’Asturies cansamos pronto de la novedá, asina que volvimos a mercar lo de siempres.

En lleendo páxines de periódicos o navegando pente les webs d’estos, si pares a pensar na política española, unu puede ver esi esguil que percorría de norte a sur la península. 

Esti animal yá nun abonda nel parque d’Isabel la Católica nin nel Ferrera porque agora tien otra forma: dos piernes nun pantalón de pinza, unes manes con deos que señalen el futuru — o non— de toa una nación y una cabeza col pensamientu afitáu na prósima escena a desendolcar. Ta garráu de la maera cola que se fixeron les sielles de los parlamentos, escuéndese nos caxones de los despachos, escuca tres les CPU estrozaes con martiellos. Hai veces qu’unu aseñalda cuando los árboles y la viesca yeren lo mesmo.


Andrés Treceño, médico y columnista de miGijón

Popular

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
- Publicidad -spot_img

Lo Último