domingo, marzo 7, 2021

Medio centenar de gijoneses, identificados por fumar en la vía pública o no llevar mascarilla

Solo en la jornada de ayer, la Policía Local informaba de la identificación de 45 personas, doce de ellas denunciadas, por no llevar la mascarilla o fumar en la vía pública sin guardar la distancia de seguridad.

Además, se realizaron varias actas por consumo y tenencia de estupefacientes en la vía pública. A las 17.00 horas en del Paseo de Begoña, se identificó a varios jóvenes, alguno menor de edad, realizándose tres actas por consumo de estupefacientes, una por tenencias de estas sustancias y otra por tenencia de una navaja. Además de un acta tutelar a la Fiscalía de Menores.


En la misma línea, se realizó en un establecimiento hostelero de la calle San Francisco de Asís una inspección a las 21.45 horas, donde se levantó un acta por tenencia de estupefacientes a uno de los clientes. De nuevo en el Paseo de Begoña, pero a las 22.20 horas, se denunció a un menor por tenencia de sustancias estupefacientes en la vía pública, levantándose igualmente el correspondiente acta a Fiscalía de Menores.

Cuadriplicando la tasa de alcohol

También en Gijón, la Policía Local detuvo a L.A.F.S de 42 años y vecina de la villa, tras perder el control del vehículo que conducía y colisionar con dos vehículos estacionados. Al realizársele la prueba de alcoholemia, cuadruplicaba la tasa permitida.

Por último, fue denunciado administrativamente por alcoholemia, el conductor de una bicicleta como presunto responsable de un accidente de tráfico ocurrido en la Avenida Príncipe de Asturias, sobre las 19.25 horas. El accidente tuvo lugar cuando el ciclista irrumpió en la calzada, provocando un accidente de circulación entre dos turismos.

Caída cornisa calle Luanco, 16

En una jornada accidentada, el parque de Bomberos de Gijón recibía también una llamada a las tres de la madrugada alertando de ruidos y crujidos en una de las partes del edificio, concretamente, en la cornisa ubicada sobre la cuarta planta. Confirmada una posible grieta comunican la situación a la Policía Local, que es quien decide el cierre de la calle, quedando ésta vallada a las cinco de la madrugada. En torno a las siete y media u ocho de la mañana cuando la cornisa se descuelga, precipitándose a la vía pública.

Los bomberos fueron los encargados de retirar los cascotes y escombros de la vía pública, así como de asegurar las zonas del edificio que fueron golpeadas por el derrumbe de la cornisa. Las labores ya han finalizado a esta hora. Los técnicos municipales se desplazaron hasta la zona para realizar un informe de lo sucedido.

Por Paula García Lastra

Popular

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
- Publicidad -

Lo Último

× Cuéntanos