miércoles, abril 14, 2021
spot_imgspot_img
spot_img

“Los políticos son incapaces de hacer cumplir las leyes y poner solución a la contaminación en Gijón”

spot_img

Según datos oficiales del Gobierno de Asturias sobre contaminación atmosférica y calidad del aire, en el 2020 se constató un aumento de los niveles de contaminación con respecto al año 2019 en gran parte de las estaciones que miden la calidad del aire en el concejo de Gijón. Y eso, a pesar de haber sido un año con una significativa disminución de la producción industrial y del tráfico rodado. A la vista de los datos resulta evidente que deben tomarse medidas más decisivas para reducir este grave problema de salud que afecta a los vecinos gijoneses.

Y eso es por lo que llevan luchando desde hace una década en la Federación  de Asociaciones  Vecinales de  Gijón (FAV). En 2011, ante los graves problemas medioambientales en la ciudad, la entidad auspició  la creación de la Plataforma contra la Contaminación de Gijón/Xixón. 10 años después los problemas siguen sin resolverse y su presencia se hace más necesaria que nunca. Hablamos con ellos sobre este tema, que día sí y día también, preocupa a los gijoneses.

-La contaminación en Gijón es una de las quejas vecinales desde hace años, ¿por qué no se le ha puesto solución?

-La contaminación es un grave problema medioambiental y de salud pública en la comarca de Gijón. También en otros lugares de Asturias. Podríamos considerar tres razones principales.

La primera tiene que ver con las dificultades que tenemos la gente para reconocer la amenaza real que para nuestra salud y la del planeta representan los ataques sistemáticos al medio ambiente. Incluso hoy, en plena pandemia de la COVID. No somos conscientes de nuestro derecho a exigir a las administraciones y las empresas que cumplan con sus obligaciones para evitar una mala calidad del aire o niveles de ruido excesivos  o vertidos a los ríos, utilizados como meros colectores industriales.

La segunda razón clave es el chantaje sistemático entre empleo y salud. Un chantaje especialmente querido por las grandes empresas pero al que se apuntan quienes no  pretenden enfrentarse al reto de lograr para Asturias un sistema productivo moderno y de futuro.

Por último, unos responsables políticos y unas administraciones incapaces de hacer cumplir las leyes, tanto en su letra como en su espíritu, y de defender a los más débiles. Retraso tras retraso, incumplimiento tras incumplimiento; sistemáticamente doblegadas a los grupos de presión que pretenden que todo siga igual, por supuesto en su propio beneficio.

“En cuanto a la contaminación hay un chantaje sistemático entre empleo y salid, un chantaje especialmente requerido por las grandes empresas”

-Las manchas de carbón de la playa son uno de los problemas recurrentes. Un estudio revela ahora que no se deben al Castillo de Salas.

El hundimiento del Castillo de Salas ha servido muchos años para tratar de ocultar a los responsables de la contaminación. El último estudio del Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbono (INCAR) presentado en 2020 concluye que ese carbón no puede provenir del barco hundido y por tanto cabe deducir que el carbón de la playa de San Lorenzo es del Musel y el deficiente manejo de los más de 10 millones de toneladas graneles en 2020. Y el Puerto, empresa pública de la que nuestra alcaldía ostenta la vicepresidencia, en vez de atacar con energía la contaminación se dedica a encargar contrainformes que blanqueen su inacción.

-Uno de los problemas actuales es la autorización a Arcelor Mittal para la reapertura de su Sínter A, a pesar de no tener aún instalados los filtros de mangas que ayudan a minimizar las emisiones. ¿Por qué creéis que se le da este permiso?

-Por la enorme presión que puede ejercer una multinacional como Arcelor Mittal a través del reiterado chantaje de la deslocalización y la pérdida de empleos. El debate entre salud y economía se pretende resolver de manera tramposa a favor de la segunda, aunque al final eso no sea tan cierto como dicen. En el caso de todos los sectores que sufren el cierre por la pandemia de COVID se argumenta que lo primero es la salud y después la economía. ¿Cómo se entiende esto? ¿Tendrá que ver con que en este caso hablamos de personas autónomas y pequeñas empresas? Cada uno que saque sus propias conclusiones.

-¿Y cuáles son las consecuencias para los vecinos de Gijón?

-Con este nuevo incumplimiento de las obligaciones de la empresa para reducir sus emisiones contaminantes se continúa envenenado el aire y perjudicando la salud y la calidad de vida de la gente, en especial de Gijón y Carreño.

La experiencia personal nos habla de la diaria acumulación de polvo y suciedad en las fachadas, las ventanas, en nuestros patios, incluidos los de los centros educativos y sanitarios, en olores penetrantes. Además, según el nuevo Índice Nacional de Calidad del Aire en demasiadas ocasiones el aire que respiramos tiene una calidad DESFAVORABLE y MUY DESFAVORABLE. Sencillamente, en demasiadas ocasiones se nos hace muy difícil respirar. Pero todas estas evidencias son despreciadas por nuestros responsables políticos, salvo honrosas excepciones. Y un ejemplo lo tenemos en el Pleno municipal del pasado 16 de febrero.

“Las empresas continúan envenenando el aire y perjudicando la salud de los gijoneses al incumplir las leyes para reducir las emisiones contaminantes, pero estas evidencias son despreciadas por nuestros responsables políticos”

-Transición Ecológica también prevé autorizar la regasificadora antes de abril, ¿qué opináis al respecto?

-En España tenemos el mayor número de regasificadoras de Europa. La de Gijón fue construida en 2008 con un coste de 400 millones y nunca se ha utilizado. El principal problema de esta regasificadora es el despilfarro de dinero público en una obra ilegal e innecesaria, ahora de nuevo en tramitación, tanto ambiental como administrativa, que sigue invernada, lo que muestra que los argumentos de las organizaciones que denunciaron su construcción eran correctos. Solo un pacto político entre Álvarez Areces y Rodríguez Zapatero colocó en la planificación obligatoria una obra que nadie estaba dispuesto a asumir. Lo hizo en el mismo documento que introdujo el almacén de Castor, otro símbolo de la socialización de las pérdidas y de la privatización de los beneficios. Alrededor de la energía se mueven muchos intereses que en demasiadas ocasiones esconden intereses puramente especulativos.

-Gijón tiene un plan de antipolución, pero ¿realmente está sirviendo para algo?

-El primer plan de mejora de calidad del aire se puso en marcha en 2014, y el último en vigor es el Plan de mejora de la calidad del aire del aire en la aglomeración área de Gijón (ES0309). Ahora estamos pendientes de la aprobación del Plan Aire Gijón Oeste. Plan para la reducción de las partículas en suspensión en la zona oeste de Gijón [Borrador 15/10/2020]. Han servido para  contar con nuevos estudios más precisos sobre los problemas de la contaminación y avanzar en algunas medidas pero tras siete años son claramente insuficientes, pero los principales focos de emisión se mantienen sin apenas mejoría.

El ejemplo está en el puerto de El Musel y en ArcelorMittal. Esta última empresa es la principal responsable de la contaminación de la aglomeración de Gijón con sus plantas de sinterización. Estaba obligada a la instalación de filtros en el sinter A, y ha sido sancionada este año por FALTA GRAVE por incumplir la obligación de dotar de sistemas de depuración adicionales a los existentes, a la instalación “SINTER A primario”. De momento sigue trabajando gracias a la modificación a su medida de la Autorización Ambiental Integrada a la que esta Plataforma junto a otras organizaciones hemos presentado recurso.

– ¿Cuáles son las soluciones?

-Se trata de problemas complejos que en primer lugar requieren del compromiso y la implicación REAL de nuestros responsables políticos junto al conjunto de la sociedad y el tejido productivo. En todo caso es ineludible la adopción de medidas urgentes como las siguientes:

  1. Instalación y puesta en marcha inmediata, sin más retrasos, de los filtros en el Sinter A de ArcelorMittal.
  2. Adelanto a 2022 de la puesta en funcionamiento del nuevo filtro en el Sínter B, tal y como se prevé en el Borrador del Plan de Choque de  Calidad del Aire de la Zona Oeste,  adelantando  la  inversión  prevista.
  3. Limitar el funcionamiento de los sínter, salvo que se garantice el cumplimiento del techo de la emisión para las partículas emitidas a la atmósfera.
  4. Denegar el proyecto de la empresa  “Marítima del Principado”  para  el  almacenamiento, clasificación, cribado y mezclado de carbón en la  parte trasera del Muelle Marcelino León del    Puerto  de  Gijón.  ¿Otro  parque  de  carbones?  ¿Qué  sentido  tiene  realizar  un  Plan  de Mejora  de  Calidad  del  Aire  y  luego  dar  vía  libre  a  este  proyecto  que  es  absolutamente incompatible?
  5. Máxima celeridad en la puesta  en marcha de la Estación de medición fija de El Lauredal, incorporación a la red oficial y toma en su consideración de sus datos a todos los efectos.
  6. Reducción del tráfico pesado de camiones por la zona urbana acelerando las obras soterradas del nuevo vial de Jove para dar servicio al puerto de El Musel, incrementando en todo caso la salida de las mercancías por ferrocarril.
  7. Cobertura de graneles y otras medidas que eviten su dispersión tanto en el puerto de El Musel como en ArcelorMittal.

“Todas las sustancias químicas que respiramos afectan a nuestros órganos principales y nos están matando. La contaminación causa el doble de muertes en Asturias que en el resto de España”

-¿Nos está matando la contaminación del aire gijonés y no estamos haciendo nada para evitarlo?

-La respuesta es sí, como por otra parte era previsible de acuerdo con el conocimiento científico y los inequívocos posicionamientos de las agencias de salud y medio ambiente de todo el mundo, encabezadas por la Organización Mundial de la Salud. La contaminación causa el doble de muertes en Asturias que en el resto de España. El Instituto de Salud Carlos III le atribuye 830 fallecidos al año, el 6,9% del total de la región, mientras la media del país se reduce al 3%.

Recomendamos una breve charla muy reveladora de la médica asturiana María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS): This is your brain on air pollution [El efecto de la contaminación en tu cerebro] (María Neira | TEDSummit 2019). En esta charla nos recuerda que la contaminación del aire no conoce fronteras, incluso en nuestro propio cuerpo. Describe cómo las partículas microscópicas y las sustancias químicas que respiramos afectan a todos nuestros órganos principales (incluido el cerebro), algo avalado por  una abrumadora cantidad de estudios científicos. Y reclama tanto al público como a los responsables políticos que tomen medidas para detener las fuentes de contaminación.

Por María Lastra

Popular

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
- Publicidad -spot_img

Lo Último