miércoles, abril 14, 2021
spot_imgspot_img
spot_img

Sin tos nin son

spot_img


En llegando de Granada, onde pasé los trés últimos meses, entérome al facer una PCR que tengo una carga viral baxa pa coronavirus; darréu fainme una seroloxía, que resulta positiva (anticuerpos de fase crónica). Esto ye que pasé la covid, ¡y yo ensin enterame! Lo que fue una “allegría” pa mi, polo que supón pasar ensin síntomas una enfermedá que puede llegar a ser mortal, nun dexa de ser daqué peligroso pa los demás.

Ún de los problemes que tuviemos nesta Segunda Fola fue’l gran númberu d’asintomáticos, xente infestao col virus que lu tresmitía ensin sabelo. Como una pantasma que se mueve per una casa abandonada, el coronavirus algamó a muncha población ensin poder frenalu al nun dar la cara. Si bien nun sé si la mio carga viral (cantidá de virus que tien ún en cuerpu) fue siempre baxa o cuando supi’l resultáu esta amenorgara muncho, ye nesta xera onde les midíes de seguridá tienen enforma importancia. Como bien se reflexó delles vegaes en The New England Journal of Medicine, la revista sobre medicina más prestixosa a nivel mundial, l’usu de la mázcara reduz la cantidá de virus qu’aporta a nosotros (¡pero nun elimina la enfermedá!); polo que a menor cantidá de virus, menor riesgu de desendolcar una covid grave.

Les midíes de seguridá tienen que siguir, la mázcara tien que tar en focicu como’l xamón en platu y baxala cuando vayamos da-y un ñascu a un canapé y xubila en mazcando”

El fechu de llevar siempres una FFP2, a la que-y sumaba una mazcara quirúrxica cuando vía pacientes covid, manteniendo amás otres midíes d’hixene, de xuru que fizo que la mio covid fuese de menor gravedá.
Nestes últimes selmanes surdió l’alderique alrodiu de lo que ye ser allegáu. La tema ta en si’l primu Lluis de Caborana ye cercanu o l’amigu que vien de Madrid y al que convidamos a pasar la Nuechevieya con nosotros lo ye o non.

Ún de los problemes que tuviemos nesta Segunda Fola fue’l gran númberu d’asintomáticos

El mensaxe de salvar la Navidá, tan repitío en medios y redes, afondó mui dientro, asina que pasemos delles selmanes intentando que la curva baxase pa poder esfrutar de les fiestes ensin problemas. Y ye normal: toos naguamos por algamar, non una nueva normalidá, sinón una que nun tenga apellíos; por que too seya igual o asemeyao a lo que fue tola vida.

La mio opinión sigue siendo la mesma: respetando’l númberu de convidaos a la mesa qu’afita’l ministeriu pa esta Navidá, nun creo que tenga tanta importancia la cercanía o non de la persona que va comer turrón con nosotros, sinón l’actitú que tengamos énte la güela o’l sobrín d’un vieyu amigu que venga d’Estaos Xuníos: les midíes de seguridá tienen que siguir, la mázcara tien que tar en focicu como’l xamón en platu y baxala cuando vayamos da-y un ñascu a un canapé y xubila en mazcando. Y nun cantar (o non mui alto) y face-y más casu esti añu a José Mota que n’otros especiales de Nuechebona.

En faciendo too esto, entós, sí. Bienllegaos, allegaos.

Andres Treceño, médico y columnista de miGijón

Popular

guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
- Publicidad -spot_img

Lo Último