Clases presenciales seguras en Gijón: ¿es posible?

25 de septiembre de 20203min

Clases presenciales seguras en Gijón: ¿es posible?

25 de septiembre de 20203min
Talleres de la ONG Mar de Niebla

Septiembre, el mes del fin del verano, el más temido por niños y niñas, lo es ahora por padres y madres. En un año inimaginable hace unos meses, la vuelta a las clases solo podía ser así, igualmente inimaginable. Pero en estos meses de miedo y desinformación también ha habido huecos para el buen hacer y la responsabilidad, y a ella apela el conjunto educativo.

Un buen ejemplo de que las cosas sí pueden hacerse bien la encontramos en la ONG Mar de Niebla, agrupación afincada en Gijón que durante el verano ha venido realizando actividades educativas y de ocio con 200 niños, niñas y adolescentes.

“Los niños llevaban aislados desde marzo y necesitaban socializar, estar con sus iguales. Para nosotros era primordial devolverles los derechos que el confinamiento les había arrebatado: el derecho al juego, a la educación”.

Nos lo cuenta Rocío Álvarez, responsable de los programas educativos de la ONG Mar de Niebla y miembro de la directiva de FAPAS Xixón: “El protocolo en verano no estaba claro, así que tocó ser proactivo”.

La ONG elaboró una serie de medidas ahora replicadas en los colegios (grupos burbuja de no más de diez personas, control de temperatura a la entrada y salida del centro, distancia de seguridad y uso obligatorio de la mascarilla en todas las actividades).

Todo ello necesitó de una fuerte inversión, pero la estrategia funcionó, y la ONG celebra no haber contado con ninguna incidencia. Todo un logro, y también un motivo de esperanza para quienes desconfían en esta complicada vuelta al cole.

La vacuna contra la brecha digital

La brecha digital es otro de los factores en que parecen coincidir los distintos responsables educativos. Durante el confinamiento y la consiguiente implantación de las clases online, la brecha entre unos y otros alumnos pareció incrementarse. Y no solo por la falta de acceso a la tecnología necesaria para el seguimiento de aquel “curso virtual” sino también por la total imposibilidad de conciliar de sus familias. 

Niños y niñas en una actividad al aire libre

Preguntada sobre si las medidas adoptadas son suficientes para garantizar la seguridad, Rocío nos habla del gran trabajo que hay detrás de cada una de ellas. Y es que no hay que olvidar que somos la última Comunidad Autónoma en incorporarse a las aulas.

Desde la Fundación han podido tutorizar a varios colegios y ayudarles con su experiencia, “he visto ganas y esfuerzo en cada profesor, directivo o personal no docente que he conocido”.

“La vuelta es necesaria, ahora lo que toca es anticiparse. Que lo vivido nos sirva de aprendizaje. Más que nunca las comunidades educativas tenemos que estar todas a una”.

Es claro el esfuerzo de todos ellos por adaptarse a esta nueva normalidad, como lo es también que la responsabilidad de cada uno será sin duda uno de los factores que marcará este atípico inicio de curso.

Por Paula García Lastra

2 3 votos
Valora este artículo
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
× Cuéntanos