miércoles, abril 14, 2021
spot_imgspot_img
spot_img

miSporting: Ilusiones coperas

spot_img
El Sporting buscará un hueco en los octavos de la Copa del Rey ante un rival que trae muy buenos recuerdos a la afición.


Un buen amigo como rival de Copa


En el momento en el que el sorteo de la Copa del Rey desveló al próximo rival del Sporting, los recuerdos de los aficionados rojiblancos afloraron. El conjunto de David Gallego se medirá este domingo en El Molinón al Betis, equipo presente y partícipe en gran parte de los éxitos recientes del Sporting. El principal recuerdo que viene a la mente al pensar en el conjunto sevillano es el ascenso de 2015 en el Benito Villamarín. Una temporada en la que el equipo logró conectar con la afición, llevando al conjunto de Abelardo en volandas hasta Primera. Una sensación parecida a lo que está ocurriendo este año con el equipo rojiblanco.

Pero este no es el único momento reciente con participación del Betis en los buenos recuerdos rojiblancos. Un año más tarde, con ambos equipos en Primera, una victoria del conjunto andaluz ante el Getafe en la última jornada dejaba al Sporting en la máxima categoría un año más. Los goles del Betis se celebraron en El Molinón como si el Sporting fuera el que hubiera anotado. No era para menos. Ahora, con los equipos separados por una categoría y con las aficiones lejos del encuentro, tocará dejar de lado los sentimentalismos para hacerse un hueco en los octavos de la Copa del Rey.


7 de junio de 2015 en el Benito Villamarín. Historia del sportinguismo (LaLiga)


Los 300 de Gallego

Una de las consecuencias derivadas de la pandemia es que el público no podía acceder a los recintos deportivos, privando a los equipos del calor que siempre emana de la afición. El Sporting, con el año que está realizando, tendría a la Mareona de su lado, disfrutando de los grandes resultados obtenidos por el equipo de David Gallego. Y, en cierta medida, avanzar en Copa del Rey tiene como recompensa volver a sentir el calor del público. Eso sí, en una dosis muy pequeña.

300 privilegiados podrán vivir el partido ante el Betis en El Molinón. La normativa del Gobierno de Asturias al respecto de la presencia de público dictamina que esta cifra es el máximo de aforo que puede acoger un recinto con capacidad para 30.000 personas. Es decir, podrá entrar un 1 % del aforo del estadio gijonés. Son pocos, pero ya serán más. De momento y al igual que en la película del espartano Leónidas, Gallego ya tiene a su ejército de 300 hombres para la primera batalla que podrán librar juntos. La primera, esperemos, de muchas que vendrán.


Djuka sigue rompiendo registros

Está de dulce. La temporada del delantero Uros Djurdjevic continúa la línea ascendente con la que despedimos el 2020. Alcanzado ya el ecuador de la temporada, el serbio acumula 12 goles en 21 partidos. Misma cifra goleadora que obtuvo en su primera temporada completa como rojiblanco, . Ahora, con la mitad del camino andado, Djuka ha superado sus registros, encarando una segunda vuelta con el ánimo de superarse y de ayudar al equipo a “jugar en Primera”, objetivo que lleva repitiendo desde el inicio del año.

Sus dos últimos goles sirvieron para cerrar una primera vuelta de sobresaliente a nivel grupal. El Sporting se mantiene aupado a los puestos altos de la tabla, de los que todavía no se ha bajado en toda la temporada. Además, El Molinón continúa siendo el único estadio del fútbol español que todavía no ha visto a su equipo perder como local. De esto y de otras muchas cosas, es gran culpable el buen hacer de Uros Djurdjevic.

Djuka tras marcar un gol ante el Fuenlabrada (RSG)


Sportinguistas al rescate

Con la competición llegando a su punto intermedio en Primera División, los equipos en problemas buscan soluciones para revertir la situación lo antes posible. Cuatro equipos de la máxima categoría del fútbol español han optado por relevar a sus entrenadores: Celta, Huesca, Athletic de Bilbao y Alavés son los equipos con nuevos preparadores para la segunda vuelta de campaña. Los dos últimos han optado por técnicos con pasado en Mareo para lograr sus objetivos.

El Athletic de Bilbao eligió a Marcelino García Toral, mientras que el Alavés optó por el regreso del ‘Pitu’ Abelardo. Marcelino (natural de Careñes y con pasado como jugador y entrenador del Sporting) vuelve a Primera tras su paso por el Valencia, donde se despidió con una Copa del Rey. Abelardo (gijonés, jugador rojiblanco y técnico durante el último ascenso mencionado anteriormente), regresa a Álava donde ya cumplió el objetivo de la permanencia hace un par de temporadas. Junto a ellos, una parte del sportinguismo regresa a Primera División.


Borja Fernández es colaborador en miGijón y periodista en Radio Marca Asturias

Popular

1 COMENTARIO

guest
1 Comentario
Más antiguo
El más nuevo Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
trackback

[…] los banquillos, Abelardo ocupa desde hace unas semanas el cargo de entrenador del Alavés. Y el último representante lo encontramos detrás de un […]

- Publicidad -spot_img

Lo Último